sábado, 17 de diciembre de 2011

Fantasmas - Goodnight Bad Morning

Cuando sientes ese pequeño fantasma en tu corazón, oprimiendo sus paredes, intentando escapar. Un revoltijo de emociones dibujando un garabato en tu mente...
Ganas de correr y alejarse de todo aquello que tenga que ver con la realidad, porque ese garabato te oprime y te encierra dejándote como un pequeño gato enjaulado...
Ansias de gritar, de liberarte, pero no puedes, has de mantenerte calmado, fingiendo que no ocurre nada; no puedes porque no quieres herir al resto, prefieres solo herirte a ti. 
Ese dolor se hace profundo, se convierte en punzante, atraviesa el alma y forma un nudo en la garganta.
Esa agonía no te deja respirar, no te deja ni hablar, te mantiene callado y angustiado.
Es, posiblemente, la peor sensación del mundo, pero cuando amas a alguien, haces sacrificios, te tragas tu dolor, y mantienes la compostura, llorando en silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario