martes, 22 de febrero de 2011

Pues eso - Sunshine, Lollipops and Rainbows

Hoy me he hecho una pregunta, ¿soy realmente feliz? No es una pregunta fácil de responder, hay que meditarla; la felicidad no es un estado momentaneo, la felicidad a de ser diaria, entonces podrás decir que eres feliz.
Hay mucha gente (demasiada, por desgracia) que cambia su forma de ser, su aspecto, cambia su esencia solo para ser feliz momentaneamente, para encajar, para estar dentro de los canones de nuestra sociedad.... Cuán triste ¿no? Vivir de las apariencias tiene que ser muy cansado, la verdad. Esa gente me da real pena, y me da más pena, que entre esa gente esté una que fue amiga mía, pero, qué se le va a hacer, venció el poder manipulador de la sociedad...
Y sí, he respondido a la pregunta, y soy feliz; feliz con mis mil imperfecciones, con mis rarezas, con mi habilidad para soltar verdades incómodas, soy feliz conmigo misma, soy feliz tal y como soy y como es mi vida. Soy feliz con un millón de cosas ridículas: soy feliz cuando puedo distinguir cual es la canción que está escuchando el vecino de arriba, soy feliz cantando (con mi horrible voz) por la calle a todo trapo mis canciones favoritas, soy feliz haciendo el imbécil para que la gente que está triste se anime, soy feliz bailando a lo Elvis Presley en la parada del metro para hacer reir al crío que está en el carrito de bebés... Y así podría seguir hasta el infinito, porque soy feliz con todo lo que soy...
¿Eres tú feliz?

3 comentarios:

  1. Tienes razón! (:
    Si, yo también soy feliz con un millón de cosas ridículas :P

    ResponderEliminar
  2. Tía cuanta razón tienes, soy feliz tal y como soy! No tengo por qué cambiar para nadie y menos para gustarme más porque la felicidad con uno mismo es lo mejor que hay!
    Te quiero

    ResponderEliminar