martes, 28 de abril de 2009

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

Como bien dice este proverbio chino, creo que debemos dar gracias a todo lo que tenemos al alcance: luz eléctrica, un ordenador, relojes, ropa... Pero hay que recordar que todas estas cosas no se hacen por arte de magia: hay alguien, o algo que lo crea y lo pone a nuestra disposición...
Por eso debes recordar la fuente cada vez que sacies tu sed.

Y recuerda: respeta a la naturaleza, y te devolverá el favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario