sábado, 24 de octubre de 2015

Crónica de un suicidio

Su cabello ondeaba con el viento, teñido de escarlata. Sus manos chorreaban sangre. Sus ojos desorbitados se abrían de manera antinatural, haciendo que sus pupilas pareciesen pequeños puntos negros en un abismo blanco. Una sonrisa de otro mundo mostraba todos sus dientes.
-¡Por fin tienes lo que te mereces! -dijo mientras daba pequeños saltitos nerviosos señalando el cadáver de una joven.
Se sentó al lado del cuerpo. La luz de la luna se filtraba entre los árboles tiñendo de un blanco mortecino su piel. Una carcajada brotó de lo más profundo de sus pulmones.
-Esto es lo que te merecías. Me hacías sentir mal. Me hacías sentir que todo el mundo estaba en mi contra.
Cogió una brizna de hierba y empezó a enrollársela entre los dedos.
-Yo pensaba que me querían, que se reían conmigo, y no de mi, pero una palabra tuya hacía que todo pareciese mentira. Pero eso se acabó, ya estás muerta, ya no puedes poner al mundo en mi contra.
Dejó de mirar al cielo para mirar a ese familiar rostro, con el que había convivido tanto tiempo. Le agarró la mano y continuó:
-¿Recuerdas a Greta? Fue mi amiga intermitentemente durante cinco años. Realmente la tenía mucho cariño y sin embargo, tu me hacías desconfiar de ella. Al final me hiciste creer que me dejaba de lado, que no le caía bien, así que corté la relación con ella. También me pasó con María, y con Elisa, y con Ámber.
Volvió a reir macabramente.
-Por eso estás mejor muerta.

Sutilezas.

No es una de esas personas en las que te fijas en la calle y te das la vuelta para seguir sus pasos; pasa desapercibida entre la multitud, pero en cuanto te fijas en ella, aunque sea solo una fracción de segundo, te atrapa y eres incapaz de pensar en cualquier otra cosa.
Su pelo blanco y la palidez de su piel contrastan con el sonrosado de sus mejillas y labios; su forma de andar, a pesar de ser firme, recuerda a una sutil danza, no es porque mueva las caderas de una manera desenfrenada, es por lo desenfadado de sus movimientos. Nadie ha hecho que poner un pie delante del otro sea un acontecimiento tan hermoso.
La forma en que se despereza continuamente es vaga y natural como la de un gato: estira los brazos al cielo, sus costillas se abren, su espalda se arquea y lo libera con un ligero suspiro.
Nunca he visto nada tan dulce como su cara sonrojada; baja la mirada al suelo y se tapa disimuladamente con el pelo, y yo soy incapaz de apartar la vista de un gesto tan sencillo.
Y aunque todas estas pequeñas cosas forman una parte de su belleza, el hecho que la hace tan irresistible, tan magnética, es que ella no tiene idea de lo hermosa que es.

domingo, 27 de abril de 2014

Ma cool trip 2 NY

Bueeeeno, bueno, bueno... Ha pasado largo tiempo desde que escribí por última vez, no hay excusa. HA SIDO PURA PEREZA. 
Tengo pendientes muchas críticas de películas que he visto (VED HER AHORA MISMO, NECESITÁIS HACERLO AUNQUE NO LO SEPÁS *fin del comentario subliminal*), pero hoy voy a hacer una entrada sobre el viaje que hice esta Semana Santa. PORQUE ME DA LA GANA Y ME APETECE DOCUMENTAR ESTAS COSITAS, ¿ESTAMOS?
Todo empezó (como no) por un maldito viaje de siete horas en avión a Boston. Allí nos atendió un auténtico imbécil simpático señor de aduanas, el cual miro PUNTO POR PUNTO, toda nuestra documentación de guiris. 
Después de tres horrorosas horas de escala llegamos a NY. Las ojeras nos llegaban a las rodillas. Estábamos en esa fase de cansancio donde estás más activo y risueño de lo normal, como borrachines alegres. Aún así, llevando despiertos más de veinticuatro horas, fuimos a muerte al Empire State. 


Después de una (escasa) noche de sueño,  fuimos a una misa Gospel impresionante, del cual no tengo fotos porque no estaba permitido, a Rockefeller Center y luego nos dejamos atrapar como moscas por el mítico Times Square. Menudo baile de luces, cada anuncio te atrapaba hipnóticamente. Era difícil salir de aquel hechizo; estuvimos cerca de una hora sentados en unas gradas rojas enfrente de la típica estampa neoyorquina. No pensé que podria ser tan absorbente. Aquel lugar emanaba vida, alegría, y las cosas como son, consumismo, pero aún así, era impresionante.



A la mañana siguiente madrugamos para ir a la Estatua de la Libertad. La verdad es que esa visita me la esperaba mucho más imponente, pero también fue muy guay. Tal vez se me hizo más pesada por las colas que teníamos que aguantar para el ferry. También visitamos la isla de Elis, que era el primer contacto de los inmigrantes con Estados Unidos. Por la noche fuimos a un restaurante llamado Daniel's, que está el número 26 en una lista de los mejores restaurantes, pero antes de eso, dimos un paseo en limusina (todo con motivo de la celebración de los 25 años de casados de los padres de Miguel). Cuando nos bajamos a hacernos fotos en Times Square con la limo, M.A. y yo nos hicimos la mítica foto del beso entre el marinero y la enfermera.



El Martes fuimos al MoMA que fue bastante chulo, pero lo mejor de aquel día fue el musical de Rocky. Sí, habéis leído bien. Un musical de la película Rocky producido por Broadway. Fue alucinante el despliegue de escenarios, desde luego no les preocupaba ahorrar en los decorados. Las habitaciones, y los exteriores se movían, entraban y salían de los laterales del escenario. Fue una auténtica locura de movimiento. Hacia el final de la obra tuvimos que salir al escenario para hacer de público, y el cuadrilátero que estaba en medio, se desplazó hacia las primeras filas (en las que nos encontrábamos), de tal modo que estaba rodeado por los cuatro costados de público. Espero que el siguiente esquema os lo aclare.





miércoles, 5 de febrero de 2014

5 Razones por las que escuchar Of Monsters And Men

  1. Sólo tienen un disco: sé que igual esta os parece una razón estúpida, pero para mí es un factor importante, porque cuando escucho un disco de un grupo siento el deber de escucharme toda su discografía.
  2. Conectan muy bien con el público en sus conciertos: yo creo que esta es una de las cosas más bonitas de un concierto, que sientas que el artista te aprecie y le importes.
  3. Dan buen rollo instantáneo: ¿has tenido un día de mierda? Ponte "Mountain Sound" y te aseguro que si no lo cambia por completo, al menos lo mejora considerablemente.
  4. Nanna Bryndís (cantante principal del grupo) tiene una voz muy característica: su voz es súper dulce y distinta a las que se suele oír en chicas.
  5. El sonido de la banda es muy peculiar y distinto: probablemente se deba a que son de Islandia. Por eso todo suena como muy... místico (?).



martes, 4 de febrero de 2014

Martes de melomanía - Kaiser Chiefs

Bueno, como de costumbre, soy un desastre y no he llevado acabo lo de "Miércoles de melomanía"...
Pero aquí estoy (sí, sé que es Martes) para traeros otro fantástico día de melomanía.
Hoy os presento a los inigualables Kaiser Chiefs. Esta banda inglesa la descubrí hace realmente poco, menos de 6 meses, pero en cuanto escuché su primer disco ("Employment") me enamoré totalmente.
He aquí una foto de los susodichos.

Me sonaron distintos y me encandilaron. Son el típico grupo que te da buen rollito nada más levantarte.
Este 14 de Febrero vienen a Madrid a la sala Marco Aldany, y como no, estaré allí para darlo todo y luego contaros como fue.
La primera canción que os voy a dejar es "The Angry Mob". Cada vez que escucho esta canción me entran ganas de comerme el mundo. Me llena de fuerza y energía, y un poquito de ira la verdad. 
Os pongo una versión en directo para que veais que son divertidos.

La siguiente que os pongo es "I Predict a Riot" la cual me recuerda un poco a la anterior por lo que me hace sentir.


Y la última, "Everyday I Love you Less and Less", probablemente una de las canciones que más me gustan en este momento.


viernes, 3 de enero de 2014

Nuevo año, nueva vida

TODOS, absolutamente TODOS, nos hacemos propósitos al empezar el año, y trágicamente, casi nunca los cumplimos...
En esta entrada voy a contaros mis propósitos y como pienso motivarme para lograrlos.

Mi GRAN lista de propósitos:

  1. Llevar una vida sana: hacer ejercicio y alimentarme bien. No por adelgazar, si no por lograr músculo y mejor forma física.
  2. Encontrar aquello en lo que quiero estudiar, y hacer todo lo posible para poder estudiarlo.
  3. VIAJAR: viajar mucho y conocer mundo, que últimamente se ha convertido en un gran vicio para mí.
  4. Poner toda el alma en el baile: seguir esforzándome, para llegar a ser lo más profesional posible.
  5. Aprender a amar a todo el mundo: es cierto que me cuesta abrirme y hacer amigos, porque entre que soy prejuiciosa y siempre creo que le voy a caer mal a la gente... 
  6. Y por último, SER FELIZ: ser feliz a pesar de todo, y no autohundirme (no sé si ese término existe).
Estos son algunos de mis propósitos. Todos están empezados, y los sigo trabajando. Estoy especialmente contenta porque me propuse hace tiempo no enfadarme tanto, y ser feliz, porque me di cuenta que era YO y nadie más quien me impedía ser feliz. 
Corté aquella conducta de raíz y cada vez que recaigo recuerdo que no merece la pena enfadarse por tonterías con gente a la que quieres, y que no merece la pena estar triste, porque nunca sabes que puede pasar mañana.

La verdad, es que encontrar aquello que quiero estudiar me está costando, y a veces me frustro y pienso que jamás lo conseguiré, pero intento no decaer y seguir buscando.

Bueno, espero que cumpláis todos vuestros objetivos a lo largo del año. Mi único consejo es tenerlos siempre presentes, porque pasado Enero se acaban olvidando.

--------------xoxo--------------

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Nostálgico miércoles de melomanía - Nat King Cole

Probablemente no conozcáis a este artista. Yo lo conocí hace ya 7 veranos aproximadamente.
Cada vez que escucho a Nat King Cole me transporto a un verano muy especial que pasé con mis padres. Fue mi último verano con mi padre, y fue tan malo como bueno ( lo explicaría, pero he venido a hablar de mi libro... digo, de música).
Escuchar a este artista es viajar en el tiempo a las baladas de los años 40, cuando aún existía el romanticismo y no la ñoñería (no es lo mismo ser romántico, galán, que moñas y ñoño).
Me gustan especialmente sus canciones en español. El acento hace que tiene hace que suene suave y tierno. Aquí os dejo algunos de sus grandes éxitos.



La siguiente canción os sonará a aquellos que habéis visto Moulin Rouge. Esta es una de mis canciones favoritas. Es realmente triste y hermosa. 


Espero que os haya gustado c :